Europa: país por país, cómo es la vida diaria para los turistas en esta etapa de la pandemia #Europa #Pandemia #Covid19 #Restricciones #Vacaciones #Turismo #PCR #Aeropuertos #Restaurantes #Bares #Normativas #Playas #Visita #Viajes #España #Portugal #Vida #Destino #Países #Gregoriff #UnaAlternativa1

Como viajero es necesario saber cuáles son las costumbres actuales en cada destino para vacacionar con bajo riesgo de contagio de COVID-19.

 Horarios de cierre, limitaciones de tránsito, prácticas en museos, espacios gastronómicos y transporte público.

Los países afrontan un desafío que intentan dirimir a favor de la apertura máxima posible para que disfrute del viajero, en su gran mayoría locales o de fronteras cercanas.

Aquí un recorrido sobre cómo se vive el día a día en cada país.

Alemania

Las restricciones relacionadas con COVID-19 están establecidas por los 16 estados individuales de Alemania, por lo que las reglas serán un poco diferentes en Berlín y Múnich, capital de Baviera. Se destacan por una gran cantidad de cenas al aire libre, jardines de cerveza, eventos en terrazas y sin toques de queda, al menos que aumenten las infecciones en un distrito en particular.

Para determinadas actividades, como visitas a museos o eventos culturales, es posible que se deba hacer una reserva previa, es adecuado consultar en la página web de la atracción elegida.

El mayor activo para hacer que una estadía en Alemania sea cómoda es el comprobante de vacunación (que es mejor llevar con uno en todo momento), ya que permite omitir cualquier prueba que pueda ser requerida. Si aún no se está completamente vacunado, se tendrá que hacer uso de la red de centros de pruebas rápidas de Alemania.

Ciertas actividades, como cenar en el interior, pueden requerir un resultado de prueba negativo para quienes no tienen constancia de vacunación.

La oficina de turismo internacional de Alemania tiene un sitio web en inglés que proporciona una descripción general actualizada de las reglas locales en los estados individuales.

Generalmente, se requieren máscaras médicas o incluso máscaras FFP2 (similar a N95) en todos los transportes públicos, líneas de trenes nacionales, tiendas y espacios públicos interiores. Los niños menores de 6 años generalmente no necesitan máscaras.

Croacia

Los bares y cafés pueden operar, pero los clientes deben sentarse afuera. Se permite comer en el interior y al aire libre en restaurantes y hoteles. Mientras que las playas, los balnearios termales, los parques, los zoológicos y la mayoría de los museos están abiertos, los clubes nocturnos están cerrados.

El estado de ánimo general parece relajado y la gente parece ansiosa por volver a la vida casi normal y dar la bienvenida a los turistas. La mayoría de la gente tiene una vida social normal. El sentimiento general es muy optimista. Los jóvenes se sienten cómodos saliendo a tomar algo.

Dinamarca

Las restricciones relacionadas con COVID en Dinamarca se han reducido considerablemente en los últimos dos meses. Los museos, los parques de atracciones, los cines, las tiendas, los bares y los restaurantes ya están abiertos, aunque se les puede pedir a los huéspedes que presenten un comprobante de vacunación o una prueba negativa reciente para poder entrar. Los restaurantes y bares ahora pueden permanecer abiertos hasta la medianoche, pero los clubes y otros lugares de vida nocturna permanecerán cerrados hasta el 1 de septiembre. Los requisitos de máscaras también se están eliminando: a partir del 14 de junio, las máscaras sólo se requieren mientras se está de pie en el transporte público.

Cualquiera que haga el viaje tendrá muchas atracciones para elegir. Un museo inmersivo dedicado a Hans Christian Andersen, autor de “La sirenita” y “La princesa y el guisante”, entre muchos otros cuentos de hadas y otras obras, se inauguró el 30 de junio en la ciudad natal del escritor, Odense. El parque de atracciones Tivoli Gardens de la capital albergará restaurantes emergentes con estrellas Michelin durante todo el verano. Durante este mes, Copenhague y la cercana Malmo, Suecia, serán anfitriones de WorldPride y EuroGames, un evento deportivo inclusivo LGBTI.

España

Los viajes por España se han reanudado desde que el gobierno levantó el estado de emergencia nacional el 9 de mayo. Si bien el uso de una mascarilla en los espacios públicos sigue siendo una obligación a nivel nacional, cualquier otra restricción que permanezca está en manos de las administraciones regionales. Estas medidas se ajustan casi semanalmente, lo que significa que España se ha convertido en un mosaico de regulaciones que los visitantes deben revisar con atención. El 8 de junio, Valencia se convirtió en la última región de España en eliminar su toque de queda nocturno.

Algunas regiones, sin embargo, continúan manteniendo otras restricciones específicas y, por ejemplo, han adoptado diferentes horarios de cierre para restaurantes y bares.

Durante muchos meses, Madrid ha sido una de las ciudades más bulliciosas de Europa, con bares y tiendas abiertos, así como museos de arte, cines, teatros y un teatro de ópera que fue uno de los pocos en el mundo en acoger una temporada completa, incluyendo una nueva producción en mayo de “Peter Grimes” de BenjaminBritten.

La escena gastronómica y la vida cultural de Madrid ya están atrayendo a turistas de París y de muchos otros lugares que habían impuesto restricciones de cierre mucho más estrictas.

Pero desde principios de julio, varias regiones de España han hecho cambios de sentido y han vuelto a introducir restricciones de encierro, especialmente para disuadir a los jóvenes de salir de fiesta por la noche. A partir del 9 de julio, todas los lugares bailables cubiertos volvieron a cerrar en Cataluña.

Francia

Las tiendas no esenciales están abiertas, se ha reanudado el servicio de restaurantes en el interior y al aire libre, ya no se requieren máscaras en la mayoría de los entornos al aire libre y se ha eliminado el toque de queda nacional. Museos como el Louvre y el Muséed’Orsay han reabierto sus puertas, al igual que los teatros, cines y sitios culturales de todo el país, incluido el Château de Versailles y la Abadía de Mont-Saint-Michel. Disneyland París reabrió sus puertas el 17 de junio. Los clubes nocturnos reabrieron el mes pasado.

Aún así los visitantes de Francia deben esperar encontrar requisitos de máscaras y medidas de distanciamiento social, incluida la capacidad limitada en museos, restaurantes, tiendas y otros establecimientos.

La perspectiva de viajar es tan importante para la economía nacional como para el espíritu francés. La industria del turismo representa casi el 8% del producto interno bruto de Francia y mantiene unos dos millones de puestos de trabajo.

Grecia

La vida en Grecia se está acercando a la normalidad, ya que el gobierno ha eliminado muchas de las restricciones impuestas durante los meses de bloqueo del país. Los sitios arqueológicos al aire libre reabrieron a principios de la primavera europea, mientras que los restaurantes y cafés nuevamente comenzaron a ofrecer servicio al aire libre (con un máximo de seis personas por mesa). Los museos de Grecia han estado abiertos a todos, con máscaras requeridas y medidas de distanciamiento social implementadas, desde el 14 de mayo. Cines al aire libre, spas, centros de bienestar y teatros al aire libre dan la bienvenida a los huéspedes, mientras que los servicios de ferry a las islas están en funcionamiento, con capacidad limitada y requisitos de máscaras.

Grecia saltó por delante de muchos de sus vecinos europeos al abrirse a los turistas vacunados o negativos al COVID de Estados Unidos y un puñado de otros países. La industria del turismo representa aproximadamente una cuarta parte del empleo total y más de una quinta parte del producto interno bruto de Grecia, por lo que reiniciar la industria es fundamental para ayudar al país a recuperarse.

Islandia.

Este país ha resistido la pandemia sin recurrir nunca a los cierres sociales y económicos casi totales que se impusieron en muchos otros países europeos.

 El éxito es en parte un testimonio de su pequeña población, unas 360.000 personas, pero también es el resultado de la acción decisiva de las autoridades, con pruebas rápidas disponibles al principio de la crisis. Los estrictos requisitos del país aún dificultan la visita a todos, excepto a las personas vacunadas.

Los gimnasios, pubs, restaurantes, museos permanecen abiertos. El turismo es el sector laboral más grande de la isla. Los lugareños valoran la presencia de turistas en estos días.

Italia

Aquí se regulan las restricciones con un sistema que coloca a cada una de sus 20 regiones en una escala de blanco, amarillo, naranja y rojo, lo que a veces puede resultar en diferencias significativas en todo el país. Actualmente, la mayor parte de Italia aparece como “amarilla”, con restricciones menores. Los bares y restaurantes están abiertos para servicio interior y exterior. Los museos y teatros están abiertos, pero a capacidad reducida.

El estado de ánimo se mezcla con optimismo, fatiga pandémica y entusiasmo. El 4 de mayo, el primer ministro Mario Draghi pronunció un discurso que dinamizó el clima: “Es hora de reservar vacaciones en Italia, estamos ansiosos por darle la bienvenida nuevamente”, dijo, refiriéndose a los turistas internacionales.

Países Bajos

El país ha comenzado a reabrir, con el toque de queda por la noche, las máscaras y las reglas del tamaño de las reuniones relajadas. Restaurantes, bares, teatros, cines y museos volvieron a abrir, aunque seguirán vigentes las reglas de distanciamiento. Se requieren máscaras en el transporte público, las líneas de trenes nacionales, las estaciones, entre otros lugares. Como gran parte del resto de Europa, Holanda sufrió mucho durante la pandemia.

Pero a pesar de algunas áreas de preocupación, la noticia de que el país finalmente se deshará de la mayoría de sus reglas pandémicas en breve hará de Holanda un lugar alegre para visitar.

Portugal

Ha ido levantando gradualmente sus restricciones de encierro desde mediados de marzo, cuando las escuelas reabrieron. Pero con la aparición de infecciones ocasionadas por la variante Delta, algunas áreas están imponiendo nuevas restricciones. En julio, se estableció un toque de queda de 23 a 5 de la mañana en Lisboa, Oporto y otros lugares turísticos populares.

En mayo, Portugal se convirtió en uno de los primeros países europeos en reabrirse a los turistas británicos, que forman su mayor grupo de visitantes extranjeros. El 29 de mayo, la ciudad norteña de Oporto recibió a miles de fanáticos ingleses para la final de la Liga de Campeones de Europa, sin ningún requisito de cuarentena, incluso cuando Alemania, Francia y algunos otros países europeos reintrodujeron la cuarentena para los visitantes británicos en medio de preocupaciones de que también pudieran propagarse la variante Delta, altamente contagiosa. Pero a principios de junio, el gobierno británico dio un giro de 180 grados y reintrodujo una cuarentena para las personas que regresaban de Portugal, creando un caos para los turistas británicos que esperaban quedarse más tiempo de vacaciones en el país.

Reino Unido

Se han reabierto pubs, restaurantes, teatros, museos, tiendas y hoteles, aunque aún se aplican restricciones de capacidad y medidas de distanciamiento social. Mientras están afuera, la mayoría de las personas no usan máscaras, pero en el interior se espera que las usen, a menos que coman o beban en un restaurante.

En las principales ciudades como Londres, Manchester, Brighton y Edimburgo, los restaurantes y bares están llenos de gente que se reúne con amigos y familiares y disfruta de su nueva libertad después de meses de bloqueo. La demanda en destinos costeros como Cornwall y Dorset se ha disparado en las últimas semanas a medida que el clima se calienta y los británicos reservan vacaciones en las playas nacionales.

Suiza

La última ronda de flexibilización del encierro en Suiza entró en vigor el 31 de mayo, cuando una vez más se permitió comer en el interior de los restaurantes con un límite de cuatro personas por mesa. Se permite cenar al aire libre desde abril. Los baños termales, las piscinas cubiertas y los spas también recibieron, mientras que los límites de asistencia a eventos públicos para espectadores se elevaron a 100 personas en el interior y 300 al aire libre. Ahora se permiten eventos a gran escala, aunque todavía con algunos límites superiores de asistencia. Eso deja abierta la posibilidad de que la temporada de festivales de verano en Suiza pueda seguir adelante, aunque en una escala menor de lo normal, en algunos casos. El Festival de Cine de Locarno se lleva a cabo del 4 al 14 de agosto y el Festival de Comida de Zúrichestá está programado del 16 al 26 de septiembre.

Turquía

La economía de Turquía depende en gran medida del turismo y su respuesta a la pandemia se ha definido, en gran parte, por no cortar su flujo. El país ha impuesto un sistema de dos niveles durante toda la pandemia que exime a los visitantes de las medidas de cierre más estrictas, incluido un toque de queda por la noche y los fines de semana que requiere que los residentes se queden en casa.

Los turistas pueden visitar museos, playas y otros sitios en todo el país. Los hoteles y complejos turísticos están abiertos con restricciones de capacidad.

Desde el 1 de junio los restaurantes y cafés reabrieron para cenas en el interior y al aire libre. Se espera que todas las restricciones se levanten durante este mes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: