Todo lo que necesitas saber antes de pedir una hipoteca. #Plazos #Hipotecas #Viviendas #España #LeyVivienda #Operaciones #Soluciones #Contratos #Bancos #Creditos #Pretamos #Gestores #Profesionales #Garantias #Requisitos #Estabilidad #Compras #Gregoriff #UnaAltenativa1

El proceso de contratar una hipoteca puede ser complejo si no se dispone de la información suficiente, por lo que es necesario contar con el conocimiento y el asesoramiento de profesionales para tomar la decisión que mejor se adapta al perfil de cada comprador.

Contar con toda la información necesaria

Para elegir la opción que mejor se adapte a las necesidades del comprador, este debe entender todo el proceso y los términos que engloba una operación de estas características, por lo que es recomendable contar con asesoramiento de profesionales como el gestor de la entidad bancaria.

Este es el momento de familiarizarse con términos como tipo de interés, euríbor o plazo de amortización.

En este primer paso también hay que realizar un análisis de la situación personal para determinar el presupuesto para comprar la vivienda. Aquí hay que tener en cuenta dos aspectos:

  1. Nivel de ahorros: por norma general, los bancos conceden hipotecas por el 80% del valor de tasación de la vivienda, por lo que será necesario tener ahorrado, como mínimo el 20% restante. Además, comprar una casa conlleva otros gastos adicionales (notaría, impuestos, etc.) que suponen entre un 10% y un 15%.
  2. Nivel de ingresos: lo recomendable es destinar, como máximo, un 30% de los ingresos mensuales al pago de la cuota de la hipoteca, un porcentaje que puede alcanzar el 35% en el caso de que se incluyan otros préstamos además del hipotecario.

¿Qué tipos de préstamos hipotecarios hay?

Existen dos tipos de hipotecas:

  1. Hipoteca a tipo variable. En este caso, la cuota mensual tendrá una parte fija y otra que se actualizará con un índice de referencia, siendo el más habitual el euríbor. Es decir, que las cuotas van a variar conforme lo haga este índice, al alza o a la baja.
  2. Hipoteca a tipo fijo. Para los préstamos a tipo fijo la cuota mensual y el tipo de interés que se aplica se mantienen constantes durante todo el contrato. Cada mes se paga la misma cuota, ya que es independiente a los tipos de interés del mercado.

Además, existe la opción de contratar una hipoteca mixta que combine ambas opciones, con un periodo a tipo fijo durante los primeros años del préstamo, al que le sigue otro periodo a tipo variable.

¿Qué requisitos debo cumplir para pedir una hipoteca?.

Entre los principales está la edad. Tener entre 18 y 75 años es un requisito prácticamente indispensable, fuera de ese rango de edad será más difícil conseguir un préstamo sólido como para comprar una vivienda.

Además, las entidades bancarias también tienen en cuenta otros aspectos que garanticen la solvencia como:

  • La estabilidad laboral
  • El nivel de ingresos
  • El historial crediticio
  • La situación personal
  • La tenencia de otros activos

¿Qué términos debo conocer para pedir una hipoteca?

En los préstamos hipotecarios entran en juego varios términos importantes, algunos de ellos pueden incidir directamente en el coste y estarán presentes durante toda la vida del préstamo, entre los que destacan el tipo de interés nominal (TIN), la tasa anual equivalente (TAE) y el euríbor.

  • TIN. Es el tipo de interés que el banco establece al prestar una cantidad de dinero, pero sin hacer referencia al resto de gastos de una operación hipotecaria. El TIN se calcula aplicando un porcentaje o tipo sobre el capital prestado que se aplica sobre el capital pendiente de devolución en cada momento. Este tipo no incluye gastos ni comisiones.
  • TAE. Es un tipo de interés que incluye todos los costes de un producto financiero y se establece en forma de tanto por ciento anual. El TAE siempre será más alto que el TIN, pero también es más fiable, ya que incluye todos los gastos de la operación. Se calcula de acuerdo con una fórmula que tiene en cuenta el TIN, la frecuencia de los pagos, las comisiones bancarias y otros gastos generados.
  • Euríbor. Es el tipo de interés aplicado a las operaciones a corto plazo entre los bancos europeos. Este tipo se revisa cada seis meses o cada 12 meses y, en función de si sube o baja, lo hará también la cuota mensual de las hipotecas a tipo variable.

¿Qué comisiones tiene pedir una hipoteca?.

La única comisión que debe pagar un comprador al firmar un contrato hipotecario es la comisión de apertura. Se paga al inicio del contrato, como compensación por los trámites y las gestiones de la hipoteca.

Dependiendo del tipo de hipoteca, existe una comisión de amortización. Se trata de la cantidad que se paga en concepto de pago anticipado del préstamo hipotecario. Con la Ley Hipotecaria aprobada en 2019 estas comisiones se redujeron de manera significativa.

También hay una comisión por reembolso anticipado que se paga en caso de que se quiera amortizar una parte o la totalidad del préstamo. Esta comisión varía en función del tipo de hipoteca.

Hipotecas a tipo variable:

  • Si el reembolso tiene lugar en los tres primeros años, la comisión máxima será del 0,25% del capital reembolsado.
  • Si tiene lugar entre el tercer y el quinto año, la comisión máxima será del 0,15% del capital reembolsado.
  • Después de los primeros cinco años: no se cobra amortización por reembolso.

Hipotecas a tipo fijo:

  • Si el reembolso se realiza en los 10 primeros años, la comisión máxima será del 2% del capital reembolsado.
  • Si tiene lugar a partir de los 10 primeros años, la comisión máxima será del 1,5% del capital reembolsado.

¿Cuáles son los requisitos para pedir una hipoteca?.

A la hora de solicitar una hipoteca para comprar una vivienda, estos son los puntos a tener en cuenta, las condiciones del banco para su concesión y la documentación actualizada que se tendrá que presentar.

Lo primero que hay que pensar al solicitar una hipoteca es ¿cuál es mi solvencia económica?Es una reflexión que se debe hacer en beneficio de la propia economía familiar, pero también porque será el primer punto a valorar por parte del banco para conceder el préstamo hipotecario. La `regla de oro´ es que, como máximo, se dedique un 30% de los ingresos mensuales al pago de la hipoteca, porcentaje que puede ser del 35% si al pago de la deuda hipotecaria se le unen otros préstamos existentes, tal y como recomienda el Banco de España.

Además de no dedicar más de lo recomendado, hay que tener en cuenta que la mayoría de los bancos ofrecen financiación, como máximo, por el 80% del valor de tasación de la vivienda, por lo que es imprescindible tener ahorrado el 20% restante.

Asimismo, hay otra serie de gastos adicionales relativos a la tasación de la vivienda,  los impuestos, la comisión de apertura del préstamo, las copias de las escrituras y la nota simple que conjuntamente equivale a entre el 10% y el 15% del precio de la vivienda.

¿Cómo valora el banco la solvencia económica?.

Además, la entidad financiera tiene en cuenta otra serie de requisitos para conceder una hipoteca:

  • Ingresos mensuales. El mínimo puede variar de un banco a otro, pero suele ser de unas tres veces la futura cuota mensual de la hipoteca.
  • Estabilidad laboral. Normalmente se exige que se tenga un trabajo fijo e indefinido, con cierta antigüedad, como garantía de que el sueldo será suficiente para pagar las cuotas de la hipoteca sin problemas. Para acreditarlo, bastará con presentar la vida laboral. En el caso de los autónomos, las entidades suelen exigir llevar dados de alta hace como mínimo dos años y tener unos ingresos demostrables.
  • Historial crediticio. Se trata de uno de los aspectos que revisará el banco antes de conceder el préstamo. Cuanto mejor sea el perfil como cliente, más fácil será que la entidad apruebe la operación. La entidad también valorará si la persona ha tenido antes un préstamo o un crédito que se haya amortizado en su totalidad y en los plazos acordados, que no se hayan producido retrasos en los pagos, etc.
  • Situación personal. También se suele tener en cuenta la situación de la persona que solicita la hipoteca, es decir, si está soltera o casada, si tiene hijos y/o personas a su cargo, etc.
  • Otros activos. El banco también valora la tenencia de otros activos en propiedad, como pueden ser otras viviendas o inversiones financieras.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: