Gamestop; una locura bursátil en cuatro claves #Gamestop #Bolsa #EEUU #Bursatil #Gregoriff #UnaAlternativa1

¿Quieres comprender qué está pasando con el minorista de videojuegos que causa furor en la bolsa? Tal vez esto ayude.

Internet y el mercado de valores están en llamas a causa de GameStop, el minorista de videojuegos cuyas acciones son, de pronto, las preferidas de los operadores que están poniendo en aprietos a los grandes jugadores de Wall Street en el intradía.

Lo que está en juego es enorme: la oleada de operaciones ha hecho subir el valor de GameStop en más de 10.000 millones de dólares. Solo el miércoles. El jueves, las acciones bajaron alrededor de 30 por ciento cuando varias plataformas de compra y venta de acciones impusieron restricciones.

El Times: Una selección semanal de historias en español que no encontrarás en ningún otro sitio, con eñes y acentos.

GameStop —ese viejo conocido de los centros comerciales de todo Estados Unidos— valía unos 2000 millones de dólares en diciembre. Ahora vale 24.000 millones de dólares, más o menos lo mismo que el gigante de las carnes Tyson y la refinería de combustible Valero Energy. Al menos, en el papel.

La razón exacta tiene que ver con una mezcla de inversión tradicional, entusiasmo desenfrenado, mecánica bursátil y la creencia de que cualquier persona con una cuenta en Robinhood, una popular aplicación de trading para personas comunes y corrientes, puede hacer realidad una fortuna.

¿Qué es lo que está pasando?

Se llama, en inglés, short squeeze (liquidación forzosa) y sucede cuando los inversores apuestan por la dirección que tomará una acción: hacia arriba o hacia abajo. Estas apuestas se realizan mediante la compra de las propias acciones, o de opciones sobre acciones, algo que simplificaremos mucho aquí.

Los inversores que apuestan contra una acción se denominan “shorts” (cortos). En el caso de GameStop, los cortos incluyen al menos dos grandes fondos de cobertura.

Poner “en corto” una acción significa esencialmente tomar prestadas acciones de un corredor y venderlas, con el acuerdo de devolverlas más tarde. Cuando el precio cae, se vuelven a comprar las acciones y se embolsa la diferencia. Pero poner en corto es arriesgado: si el precio sube, puedes perder mucho.

A veces, simplemente haces una mala apuesta. Pero también puedes perder si alguien intenta hacer subir el precio comprando muchas acciones, aunque la empresa no esté haciendo nada diferente.

Esto es el squeeze.

Los cortos tienen que cerrar su posición, es decir, comprar las acciones que deben a sus corredores y devolverlas. Esta demanda hace que las acciones suban, y un corto que actúe demasiado tarde podría arruinarse.

Por lo general, en este tipo de enfrentamientos participan inversores sofisticados de Wall Street, como cuando Bill Ackman se enfrentó a otros dos multimillonarios —Daniel S. Loeb y Carl C. Icahn— por el fabricante de suplementos dietéticos Herbalife.

¿Por qué empezaron a subir las acciones de GameStop?

Los novatos empezaron a hacer subir el precio.

En el último año, los operadores de sillón, o amateurs, han entrado en el mercado. Algunos olfatearon una oportunidad tras la caída de las acciones la primavera pasada, otros trataban de buscar dónde apostar tras el cierre de las ligas deportivas, y para algunos es solo un juego: tratar de ganar dólares en lugar de puntos. Todo esto se ha visto facilitado por las operaciones gratuitasdisponibles a través de plataformas como Robinhood y E-Trade.

Algunos de estos novatos entusiastas están comprando acciones de GameStop, pero muchos están haciendo sus propias apuestas de opciones, en el lado opuesto de los cortos.

Estas apuestas consisten en contratos que les dan la opción de comprar una acción a un determinado precio en el futuro. Si el precio sube, el operador puede comprar la acción a precio de ganga y venderla para obtener un beneficio. (En la práctica, muchos usuarios se limitan a vender el propio contrato de opciones para obtener un beneficio o una pérdida en lugar de comprar realmente las acciones, pero esta descripción es suficiente para nuestros fines).

Los corredores que venden los contratos de opciones tienen que proporcionar las acciones si el operador quiere ejercer la opción. Para mitigar su riesgo, compran algunas de las acciones que necesitarían. Normalmente, esta pequeña cantidad de demanda no influye mucho en el precio.

Pero si un número suficiente de operadores apuestan fuerte, la demanda puede hacer subir la acción. Si sube lo suficiente, los corredores de bolsa que han mordido el anzuelo tienen que comprar más acciones, para no tener que comprar un montón de acciones caras de una sola vez.

Eso aumenta la demanda, lo que aumenta el precio de las acciones. Lo que significa que los corredores tienen que comprar más acciones, lo que significa… Ya te haces una idea.

Bien, pero ¿por qué GameStop?

Puedes echar parte de la culpa al foro Wall Street Bets de Reddit, uno de los lugares más extraños de Internet. Wall Street Bets, o WSB, es el lugar donde los operadores de sillón se reúnen para compartir memes, compadecerse de las pérdidas y compartir más memes. Pero también se intercambian consejos y análisis que pueden extenderse durante páginas.

Las acciones de GameStop empezaron a subir a finales del año pasado, después de que el fundador del sitio de suministros para mascotas Chewy compró una participación en la empresa y consiguió un puesto en su consejo de administración. Poco a poco, la empresa se fue ganando la atención de WSB y de los operadores que frecuentan el servicio de redes sociales que les gusta a los jugadores Discord.

Las motivaciones de los operadores son muy variadas. Algunos creen que las acciones de GameStop son un buen activo. Otros simplemente se suben a la ola. Y otros quieren exprimir a Melvin Capital, un fondo de cobertura que estaba vendiendo en corto a GameStop. Son los que citan al personaje del Guasón de Heath Ledger en El caballero oscuro: “No se trata del dinero, se trata de enviar un mensaje”.

Pero las maniobras agresivas contra los cortos no se limitan necesariamente a los novatos. Los grandes jugadores de Wall Street reconocen una buena oportunidad cuando la ven.

¿Cómo terminará el squeeze de GameStop?

Nadie lo sabe.

Un portavoz de Melvin Capital —que requirió una inyección de efectivo de 2750 millones de dólares el lunes debido al squeeze— dijo que la empresa había cerrado su puesto de corto. Andrew Left, de Citron Research, otro corto, dijo que había cubierto la mayor parte de su posición “con pérdidas, al 100 por ciento”.

Hay una trampa: GameStop, como empresa, no es notablemente diferente de hace un mes. Desde cualquier punto de vista convencional, el precio de sus acciones está muy inflado, y es muy arriesgado para quien las posea.

Ahora ya no se trata solo de GameStop. Los aficionados entusiastas también están subiendo los precios de otras acciones en dificultades, como la cadena de cines AMC y el fabricante de teléfonos inteligentes BlackBerry.

Pero esta extraña burbuja no solo afecta a los apostadores. Si los grandes inversores que pierden en estas operaciones tienen que recaudar dinero para cubrir sus pérdidas, esto podría significar que se deshagan de suficientes acciones como para dañar los precios de otros activos que por lo general son sólidos.

Si la venta es lo suficientemente grande, podría tener un efecto en cascada que llevase a pérdidas más amplias para los inversores que nunca han comprado o vendido una acción de GameStop.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: