Trump empezaría la campaña presidencial con una gran desventaja económica frente a Clinton

Donald Trump durante un evento en Dallas, Texas Credit Eric Thayer para The New York Times

 

Donald Trump comienza la segunda etapa de la campaña presidencial en la peor situación económica y organizativa de cualquier nominado de un partido importante en la historia reciente, lo que genera una situación muy delicada tanto para su candidatura como para su partido.

A comienzos de junio tenía 1,3 millones de dólares disponibles, una cifra que corresponde más a una campaña a la Cámara de Representantes que a la presidencia. Esto lo sitúa más de 41 millones por detrás de Hillary Clinton, según cifras de la Comisión Electoral Federal hechas públicas el lunes.

Su equipo es de unas 70 personas —comparadas con las 700 de Clinton— lo que sugiere que será todo un desafío dar la pelea en algunos estados clave este otoño. Además, despidió a su jefe de campaña, Corey Lewandowski, después de que algunos donantes y asesores pusieran en duda su capacidad de liderar una campaña competitiva.

La campaña de Trump no ha emitido un anuncio de televisión desde que aseguró la nominación en mayo y no ha reservado espacio para publicidad en los próximos meses. Solo en junio, según un grupo que hace seguimiento a las campañas, Clinton y sus aliados han gastado unos 26 millones en publicidad, en particular, en ataques a Trump por su temperamento, sus declaraciones o sus burlas a un periodista discapacitado.

La única réplica, además de las burlas de Trump en sus mítines o su Twitter, ha llegado desde un par de organizaciones que han gastado menos de 2 millones de dólares en total.

La recolección de fondos de Trump en mayo refleja su retraso a la hora de organizar un equipo económico con alcance nacional. Trump recaudó 3,1 millones de dólares y tuvo que poner 2 millones adicionales de su propio bolsillo para cubrir costos.

Algunas eventos de recaudación de fondos de Trump han tenido la misma lista de financiadores republicanos como invitados en una y otra ciudad, lo que sugiere que Trump tiene problemas para conseguir organizadores locales.

Un portavoz del candidato no respondió a las preguntas sobre los planes de gasto de la campaña. En una entrevista en CNN, Lewandowski defendió el estilo de Trump.

“Somos más ágiles, más dinámicos, más eficientes y efectivos, juntamos a más gente y tenemos mejor cobertura”, dijo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: