馃嚜馃嚫 Espa帽a 馃嚜馃嚫 Es uno de los pa铆ses con la actividad m谩s cercana a la Pre-Pandemia y mas cercana a la Normalidad; El resto de Europa se encuentra con restricciones mas severas #Espa帽a #Pandemia #Europa #Covid19 #Normalidad #Gregoriff #UnaAlternativa1

El mapa de los movimientos en cada regi贸n de Europa: Espa帽a es uno de los pa铆ses con la actividad m谩s cercana a la prepandemia

Mientras repuntan los casos, en las provincias de Valencia, Madrid y Barcelona se reducen menos los desplazamientos que en otras grandes 谩reas metropolitanas del continente. As铆 lo sugieren los datos de Google, a partir de la geolocalizaci贸n de millones de m贸viles

La movilidad de las personas dentro de cada pa铆s divide Europa en dos. Cuando se acerca una nueva ola de casos de covid-19, hay lugares donde la gente se mueve casi igual que antes de la pandemia, como ocurre en la mayor铆a de las regiones de Espa帽a, Francia, Polonia y los pa铆ses escandinavos, seg煤n datos de Google. Otros pa铆ses, sin embargo, est谩n limitando sus movimientos de forma mucho m谩s estricta. En todo el Reino Unido, en Portugal, Italia, Grecia, alrededores de Par铆s y en gran parte de Alemania, el grado de movilidad es pr谩cticamente la mitad de lo que fue en enero de 2020, en tiempos de antiguanormalidad. Espa帽a, en cambio, es ahora uno de los pa铆ses m谩s cercanos a su normalidad prepand茅mica.

El siguiente mapa muestra los movimientos de los habitantes para 800 regiones de 20 pa铆ses europeos a finales de marzo de este a帽o, seg煤n el an谩lisis de EL PA脥S de datos de Google a partir de millones de dispositivos geolocalizados.

Los datos que ofrece Google calculan el movimiento de los habitantes de cada regi贸n a partir de las localizaciones de sus tel茅fonos m贸viles, clasificando los desplazamientos en categor铆as. Para hacer un resumen se ha tomado la media de tres viajes: al lugar de trabajo, por ocio (a restaurantes, caf茅s, museos, cines鈥) y por transporte (a estaciones de tren, metro o autob煤s). La movilidad se expresa en comparaci贸n con la normalidad del lugar: un valor de 100 significa que los desplazamientos son iguales que en enero de 2020; un valor de 50, que los movimientos se han reducido a la mitad.

Medir la movilidad es 煤til: por lo que se sabe del virus, un mayor grado de movimiento se relaciona con m谩s contactos y un mayor riesgo de contagios. Se vio durante la primera ola, y con las fiestas de Navidad o los puentes de oto帽o, como indica el trabajo del equipo de Biolog铆a Computacional de la Universidad Polit茅cnica de Catalu帽a. En el puente de La Merc猫 de septiembre, por ejemplo, constataron que el aumento de la circulaci贸n dispar贸 los contagios. Hace cuatro semanas, en Espa帽a se ve铆a subir la movilidad y ahora se aprecian los repuntes. Se ha calculado que un confinamiento estricto puede rebajar la transmisi贸n hasta en un 80%, y un estudio de la Universidad de Oxford destaca tres medidas para reducir los contagios: cerrar universidades y colegios; cerrar bares y restaurantes, y limitar las reuniones a pocas personas.

Las comparaciones de movilidad entre regiones deben tomarse como una aproximaci贸n y Google advierte de 鈥渘o comparar cambios entre regiones con diferentes caracter铆sticas鈥, como 谩reas rurales y urbanas. Pero son datos importantes porque permiten medir las tendencias.

La evoluci贸n de la movilidad, reflejo de las restricciones

La t贸nica en Europa desde enero ha sido mantener la movilidad limitada. Ha ocurrido as铆 en el Reino Unido, Portugal, Austria, Grecia o Rep煤blica Checa, donde ahora se registra un 60% de lo que ser铆a una movilidad normal. En Italia, despu茅s de que se elevaran los casos, las nuevas restricciones han reducido a煤n m谩s la actividad: en Roma han pasado de tener a finales de febrero un 70% de su movilidad normal a solo un 50% en las 煤ltimas semanas de marzo.

En Espa帽a, Huelva constituye una de las tres zonas europeas con m谩s movimiento relativo: los desplazamientos son un 90% de lo habitual antes de la pandemia. Muchas provincias se acercan a esos datos, y por eso el mapa de arriba se ve casi todo azul, con excepciones como Alicante, que sufri贸 una de las peores terceras olas, y Barcelona y Madrid. Tambi茅n est谩 en azul, de cierta normalidad, la mayor parte de Francia 鈥攑ero no Par铆s鈥, una situaci贸n que puede cambiar pronto tras el anuncio del cierre de colegios durante las pr贸ximas tres semanas despu茅s de meses con los hospitales y las UCI pr谩cticamente saturados. El dilema es similar al de Alemania, que estos d铆as se ha planteado endurecer sus restricciones ante el aumento de casos. All铆 la actividad baj贸 en enero a datos similares a los de Espa帽a, para luego ir tambi茅n normaliz谩ndose en febrero y marzo en un proceso de desescalada. Otros pa铆ses con relativa normalidad son Polonia, Croacia o Ruman铆a, y tambi茅n los n贸rdicos, aunque all铆 es posible que la comparaci贸n con enero de 2020 sea delicada, porque era lo m谩s crudo del invierno.

Evoluci贸n de la movilidad en Europa desde el inicio del pandemia.

Los datos indican una tendencia de movilidad reciente en muchas ciudades. Como muestran los ejemplos de Valencia, Madrid y Barcelona, en Espa帽a la movilidad lleva subiendo tres meses y supera el 70% de lo habitual en enero de 2020. El contraste es evidente con Mil谩n o Roma (60%), por ejemplo, donde la movilidad se ha restringido dr谩sticamente en las 煤ltimas semanas, despu茅s de un repunte fuerte de los contagios. En otras capitales la movilidad no se reduce, pero est谩 en niveles m谩s bajos que en las grandes ciudades espa帽olas, como se ve en Bruselas, Par铆s o Berl铆n (60%), y a煤n m谩s claramente en Lisboa, Oslo o Londres (50%).

M谩s cambio en las grandes ciudades

En el mapa destaca un patr贸n que se aprecia en las grandes urbes del continente: la mayor铆a han visto reducirse m谩s la movilidad sobre lo que es normal en ellas, en contraste con zonas menos urbanas de sus mismos pa铆ses. Es algo que se observa en Londres, Par铆s, Berl铆n, Londres, Oslo, Estocolmo, Praga, Varsovia, Mil谩n, Tur铆n y Lisboa. En Espa帽a es evidente este fen贸meno en Madrid y Barcelona, que tienen una movilidad 10 puntos m谩s baja que Guadalajara, Cuenca, Lleida y Tarragona.

Por un lado, sabemos que en las grandes ciudades hay m谩s movimientos habitualmente, de manera que la anormalidad actual supone un cambio mayor all铆. Es posible que en algunas ciudades 鈥攃omo Par铆s鈥 se hayan impuesto restricciones extraordinarias, porque a menudo sus contagios crecen m谩s deprisa. Pueden influir otros muchos factores, pero uno que parece fundamental es el trabajo.

Los datos de Google permiten ver la movilidad por actividades y las grandes ciudades destacan en que han reducido de forma muy intensa los movimientos a lugares de trabajo. En las ciudades hay m谩s empleo donde el teletrabajo es sencillo, como el sector bancario, las consultoras y tecnol贸gicas, las empresas de comunicaci贸n o las administraciones p煤blicas. Madrid y Barcelona han reducido los viajes al trabajo al 75% y 78% de lo habitual, m谩s que ning煤n lugar (excepto Melilla), mientras que en el resto de las provincias solo lo han hecho al 80% o 90%. Hay casos extremos: en Oslo esos viajes son la mitad de lo habitual, aunque en el resto de Noruega alcanzan el 70% o el 80%. Tambi茅n Estocolmo es la regi贸n con menos movilidad laboral de Suecia; Berl铆n y Hamburgo lo son en Alemania y Par铆s en Francia. En cambio, los viajes a bares, caf茅s o cines se aprecian algo m谩s homog茅neos en Italia, Espa帽a o Francia.

Responder

Por favor, inicia sesi贸n con uno de estos m茅todos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi贸n /  Cambiar )

Google photo

Est谩s comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesi贸n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi贸n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi贸n /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: