Estas son las razones por la cual La Vacunaci贸n en 馃嚜馃嚭 Europa 馃嚜馃嚭 fall贸 (Y no va al ritmo que EEUU o UK) #Europa #Espa帽a #Vacunaci贸n #Vacuna #Covid #Gregoriff #UnaAlternativa1

Mientras Estados Unidos hizo negocios con las compa帽铆as farmac茅uticas, el bloque europeo fue m谩s conservador y confi贸 en el libre mercado.

BRUSELAS 鈥 Las llamadas comenzaron en diciembre, cuando Estados Unidos se preparaba para administrar sus primeros lotes de la vacuna para la COVID-19. Ya entonces estaba claro que la Uni贸n Europea llevaba unas semanas de retraso, y sus dirigentes quer铆an saber qu茅 pod铆an aprender de sus hom贸logos estadounidenses.

Las preguntas del presidente Emmanuel Macron de Francia, de la presidenta Ursula von der Leyen de la Comisi贸n Europea, y de Alexander De Croo, el primer ministro de B茅lgica, eran las mismas.

El Times: Una selecci贸n semanal de historias en espa帽ol que no encontrar谩s en ning煤n otro sitio, con e帽es y acentos.

鈥溌緾贸mo lo hicieron?鈥, record贸 Moncef Slaoui, el zar de las vacunas de Estados Unidos, que le preguntaron en las llamadas. 鈥溌縔 qu茅 crees que pasamos por alto?鈥.

Desde entonces, la brecha en la vacunaci贸n entre Europa y Estados Unidos no ha hecho m谩s que aumentar, y algunos de los pa铆ses m谩s afectados al principio de la pandemia se enfrentan a una tercera ola mortal de infecciones. Francia, amplias zonas de Italia y otras regiones vuelven a estar confinadas. Unos 20.000 europeos mueren de COVID-19 cada semana.

El continente sufri贸 un nuevo rev茅s cuando el temor a los co谩gulos sangu铆neos y las hemorragias cerebrales llev贸 a varios pa铆ses a suspender temporalmente la distribuci贸n de la vacuna de AstraZeneca. La mayor铆a de ellos reanudaron su uso el viernes, despu茅s de que el principal regulador europeo de medicamentos avalara su seguridad, pero la confianza del p煤blico en la inyecci贸n se ha visto muy afectada.

La salvaci贸n de la vacuna sigue siendo, por ahora, una tentadora pero a煤n lejana posibilidad. Solo un diez por ciento de los europeos ha recibido la primera dosis, frente al 23 por ciento en Estados Unidos y el 39 por ciento en Gran Breta帽a.

No hay un 煤nico culpable. M谩s bien, una sucesi贸n de peque帽as decisiones ha provocado retrasos cada vez m谩s prolongados. El bloque fue comparativamente lento en la negociaci贸n de contratos con los fabricantes de medicamentos. Sus organismos reguladores fueron cautelosos y deliberativos a la hora de aprobar algunas vacunas. Europa tambi茅n apost贸 por vacunas que no dieron resultado o tuvieron interrupciones en el suministro de manera significativa. Y los gobiernos nacionales obstaculizaron los esfuerzos locales con papeleo burocr谩tico.

Una fila para recibir la vacuna de Pfizer en Mil谩n el jueves.
Una fila para recibir la vacuna de Pfizer en Mil谩n el jueves.Alessandro Grassani para The New York Times

Pero la mayor explicaci贸n, la que ha perseguido al bloque durante meses, es tanto filos贸fica como operativa. Los gobiernos europeos suelen ser vistos en Estados Unidos como bastiones liberales y de gasto libre, pero esta vez ha sido Washington el que ha destinado miles de millones a los fabricantes de medicamentos y ha engre铆do a sus empresas.

Bruselas, en cambio, adopt贸 un enfoque conservador y cuidadoso del presupuesto que dej贸 el mercado abierto pr谩cticamente intacto. Y ha pagado por ello.

En resumen, la respuesta actual es la misma que en diciembre, dijo Slaoui. El bloque adquiri贸 las vacunas como un cliente. Estados Unidos, b谩sicamente, se puso a trabajar con los fabricantes de medicamentos, gastando mucho m谩s para acelerar el desarrollo, las pruebas y la producci贸n de vacunas.

鈥淒ieron por sentado que bastar铆a con contratar la adquisici贸n de dosis鈥, record贸 Slaoui, a quien el presidente Donald Trump contrat贸 para acelerar el desarrollo de la vacuna. 鈥淓n realidad, lo que era muy importante era ser un socio pleno y activo en el desarrollo y la fabricaci贸n de la vacuna. Y hacerlo muy pronto鈥.

El resultado en Europa es un esfuerzo de inoculaci贸n que va dando tumbos y ha provocado repercusiones pol铆ticas. Algunos de los pa铆ses m谩s ricos del mundo, que albergan f谩bricas que producen vastas cantidades de dosis al d铆a, no pueden seguir el ritmo de otras naciones ricas para inyectar a su poblaci贸n y los l铆deres buscan a qui茅n culpar de ello.

En comparaci贸n con casi todo el resto del mundo, la Uni贸n Europea se encuentra en una posici贸n admirable. Sus dirigentes dicen que est谩n en condiciones de vacunar al 70 por ciento del continente para este verano. El bloque ha ordenado suficientes dosis para vacunar completamente a su poblaci贸n al menos tres veces, para consternaci贸n de los pa铆ses que esperar谩n a帽os para conseguir cobertura total.

Pero a los europeos les duele, sobre todo, ver que la vacunaci贸n brit谩nica vaya tan bien despu茅s de que el pa铆s sali贸 del bloque. Todos quieren saber por qu茅 la UE no ha triunfado.

鈥楴o estaba preparada para un tiroteo鈥

La Uni贸n Europea fue por detr谩s de Estados Unidos y Gran Breta帽a desde el principio.

Washington ya hab铆a gastado miles de millones de d贸lares en ensayos cl铆nicos y fabricaci贸n cuando Europa decidi贸 poner en com煤n sus recursos y negociar en bloque. A mediados de junio, la Comisi贸n Europea, la rama ejecutiva del bloque, anunci贸 una compra conjunta de vacunas con un fondo de 3200 millones de d贸lares.

En Washington, la Operaci贸n M谩xima Velocidad, el programa de vacunas del gobierno de Trump, ten铆a un presupuesto de 10.000 millones de d贸lares. Los funcionarios europeos dicen que es injusto comparar ambas cifras porque ninguna de las dos cantidades da una idea completa de todo el dinero qu se ha gastado en vacunas. Pero no hay duda de que en Washington los funcionarios hab铆an decidido que el dinero no era un problema si las vacunas pod铆an evitar el costo econ贸mico de la suspensi贸n de actividades. Europa, en cambio, ten铆a un presupuesto ajustado, por lo que sus negociadores fueron tras dosis m谩s baratas.

鈥淓l precio ha sido importante desde el principio鈥, dijo Sandra Gallina, la principal negociadora de vacunas de la UE , a los legisladores en febrero. 鈥淓stamos hablando del dinero de los contribuyentes鈥.Una fila para recibir la vacuna en un centro comunitario de salud en Nueva York en enero. La U.E. qued贸 rezagada de Reino Unido y Estados Unidos desde el principio.Hiroko Masuike/The New York Times

El primer acuerdo de Europa, con AstraZeneca, lleg贸 en agosto, meses despu茅s que el de Estados Unidos. Y aunque Europa negoci贸 como un poderoso comprador, carec铆a de los poderes de adquisici贸n en tiempos de guerra que el gobierno de Trump emple贸 para obtener las materias primas para las empresas.

Eso signific贸 que el bloque no fue el primero en la fila para recibir las dosis.

Estados Unidos facilit贸 las negociaciones 鈥攕us cr铆ticos dicen que demasiado鈥 al renunciar a cualquier derecho de propiedad intelectual y absolver a las compa帽铆as farmac茅uticas de cualquier responsabilidad si las vacunas decepcionaban. Washington pag贸 el desarrollo y los ensayos; las empresas no ten铆an pr谩cticamente nada que perder.

Los fabricantes de medicamentos esperaban las mismas concesiones en Europa, pero las idas y venidas sobre la responsabilidad fueron el principal obst谩culo, dijo Gallina. Los negociadores europeos tuvieron que conciliar leyes de responsabilidad a terceros, dispares en varios pa铆ses, y encontrar puntos en com煤n entre los 27 l铆deres.

鈥淓n una crisis, siempre queda claro que la UE no es un pa铆s鈥, dijo Jacob Kirkegaard, del German Marshall Fund. Dijo que el bloque abord贸 la adquisici贸n de vacunas como la negociaci贸n de un contrato, cuando en realidad 鈥渆ra un juego de suma cero con un suministro limitado鈥.

鈥淣o estaba preparada para un tiroteo鈥, dijo Kirkegaard.

Slaoui dijo que Washington y Londres abordaron la crisis al un铆sono. Record贸 las reuniones quincenales con su hom贸loga brit谩nica, Kate Bingham, pero dijo que Europa sigui贸 su propio camino.

鈥淪i est谩s en la mesa desde el primer d铆a, y pagas para ser el primero en escoger del men煤, vas a comer primero鈥, dijo.

Apuestas equivocadas

Las instituciones europeas son, por dise帽o, reacias al riesgo. Uno de los principios fundacionales de la Uni贸n Europea es el llamado principio de precauci贸n: el bloque peca de precavido cuando los riesgos no est谩n claros.

Esto, seg煤n algunos analistas, ha perjudicado al bloque. Los l铆deres alemanes defendieron una apuesta m谩s fuerte por las vacunas de ARNm de Pfizer-BioNTech y CureVac, pero estas se basaban en una tecnolog铆a de ARN mensajero no probada y eran m谩s caras. El bloque acababa de resolver un espinoso paquete de rescate econ贸mico, y los miembros estaban poco dispuestos a asumir m谩s riesgos o gastos.

No ayud贸 que Europa apostara por el caballo equivocado en algunos casos. Gast贸 miles de millones en una vacuna candidata de la farmac茅utica francesa Sanofi y la brit谩nica GSK que se retras贸 m谩s de un a帽o tras obtener resultados decepcionantes.

As铆 que el bloque depend铆a en gran medida en AstraZeneca para sus primeros planes de vacunaci贸n, una apuesta que tuvo repercusiones desde el principio. Italia, por ejemplo, acept贸 la apuesta de Europa por las dosis de AstraZeneca porque eran m谩s baratas y no requer铆an temperaturas de almacenamiento extremas. Pero entonces los reguladores italianos recomendaron no administrar la vacuna a los ancianos hasta que se dispusiera de m谩s datos, lo que dej贸 m谩s vulnerable a la pandemia a un pa铆s con la poblaci贸n m谩s envejecida de Europa.

Gran Breta帽a tambi茅n apost贸 fuertemente por AstraZeneca, pero su estrecha relaci贸n de trabajo con el fabricante de medicamentos y sus acuerdos tempranos le dieron una ventaja cuando la empresa tuvo problemas de suministro en enero. AstraZeneca ha recortado sus planes de suministro, comunicando a los l铆deres europeos que entregar铆a 100 millones de dosis menos a mediados de a帽o, seg煤n la presidenta de la Comisi贸n, Von der Leyen.En la catedral de Salisbury se llevaba a cabo la vacunaci贸n en enero. Reino Unido ha ido muy por delante del bloque europeo en inoculaci贸n.Andrew Testa para The New York Times

Esto ha enfrentado al bloque con AstraZeneca y la disputa ha saltado a la opini贸n p煤blica. Los dirigentes de Bruselas han estado muy contentos de culpar a la empresa de las deficiencias y la disputa podr铆a acabar en un tribunal belga.

Europa perdi贸 a煤n m谩s tiempo porque sus autoridades m茅dicas tardaron en aprobar la vacuna de AstraZeneca, en un intento de tranquilizar al p煤blico de que era segura. Eso 鈥渘os cost贸 dos o tres semanas de retraso鈥, dijo Von der Leyen esta semana.

El bloque se retras贸 a煤n m谩s cuando las autoridades nacionales de Alemania, Francia, Italia y otros pa铆ses expresaron su preocupaci贸n por peligrosos co谩gulos y hemorragias, y suspendieron temporalmente el uso de la vacuna.

Aunque la Organizaci贸n Mundial de la Salud y los reguladores europeos reafirmaron su seguridad, el da帽o estaba hecho. Solo uno de cada cinco franceses conf铆a ahora en la vacuna de AstraZeneca, seg煤n una encuesta del Instituto Elabe publicada el martes.

Ahora Europa est谩 adoptando un tono m谩s agresivo para proteger sus intereses. Italia bloque贸 un peque帽o env铆o de vacunas de AstraZeneca a Australia a principios de este mes. Von der Leyen subi贸 la apuesta esta semana, al amenazar con utilizar un mecanismo de emergencia, usado por 煤ltima vez durante la crisis del petr贸leo de los a帽os 70, que permitir铆a al bloque confiscar la producci贸n de vacunas.

鈥淓s dif铆cil explicar a nuestros ciudadanos por qu茅 las vacunas producidas en la UE van a parar a otros pa铆ses鈥, dijo von der Leyen.

鈥楿n peque帽o problema de comunicaci贸n鈥

A principios de este mes, Toon Vanagt, un empresario tecnol贸gico belga, acompa帽贸 a su padre de 77 a帽os a un centro de vacunaci贸n al norte de Bruselas. Vanagt, de 47 a帽os, no cumpl铆a los requisitos para recibir la vacuna, pero un trabajador del centro le ofreci贸 una vacuna sobrante, que acept贸 con gusto.

Millones de estadounidenses se han vacunado de esta manera, y las empresas de software se han apresurado a vincular a los pacientes con dosis que de otro modo caducar铆an. Pero en B茅lgica, cuando Vanagt tuite贸 que hab铆a sido vacunado, se convirti贸 en un mini esc谩ndalo. Las autoridades sanitarias reprendieron al centro de vacunaci贸n, que r谩pidamente se disculp贸: 鈥淯n peque帽o problema de comunicaci贸n, que se ha rectificado r谩pidamente鈥.

El despliegue de B茅lgica es un ejemplo del r铆gido enfoque del continente a la hora de seguir las directrices de vacunaci贸n. En un pa铆s en el que las infecciones en las residencias de ancianos provocaron una de las mayores tasas de mortalidad per c谩pita, la pol铆tica pretende dar estricta prioridad a los residentes m谩s necesitados.

Muchos pa铆ses europeos tambi茅n est谩n almacenando dosis para garantizar que todos los que reciben una primera inyecci贸n reciban la segunda a tiempo. Estados Unidos y Gran Breta帽a han sido m谩s flexibles y han optado por administrar m谩s primeras inyecciones.Una entrega de la vacuna Pfizer a su llegada a Londres en eneroAndrew Testa para The New York Times

鈥淓n Estados Unidos hay un sistema mucho m谩s flexible y liberal, y simplemente se vacuna a la gente que llega. Lo mismo ocurre en Reino Unido y puede ser m谩s r谩pido. Aqu铆 est谩 bastante regulado鈥, dijo Steven Van Gucht, el principal vir贸logo del gobierno belga, que afirm贸 que era demasiado pronto para saber qu茅 sistema es mejor.

Los contratiempos administrativos han agravado los problemas. En Fr谩ncfort, Elke Morgenstern fue escoltada fuera de un centro de vacunaci贸n porque se inscribi贸 utilizando la aplicaci贸n online equivocada. 鈥淔ue vergonzoso鈥, dijo Morgenstern, quien se帽al贸 que ten铆a derecho vacunarse debido a una enfermedad preexistente.

Debido a la escasez de vacunas de AstraZeneca, Morgenstern no puede reservar otra cita antes de mayo.

鈥淓s una cat谩strofe c贸mo est谩n manejando las cosas aqu铆鈥, dijo.

En la regi贸n italiana de Lombard铆a, que en su d铆a fue el epicentro de la pandemia, la campa帽a de vacunaci贸n tuvo un comienzo lento, en parte porque el m谩ximo responsable de la salud se neg贸 a reunir a los trabajadores m茅dicos durante las vacaciones de Navidad. Las dificultades t茅cnicas agravaron los problemas en los centros de vacunaci贸n de la regi贸n.

鈥淎lgunas jornadas estuvieron vac铆as鈥, dijo Paola Pedrini, secretaria general regional de la federaci贸n italiana de m茅dicos de familia. 鈥淓n otros, convocaron a 900 personas cuando solo pod铆an vacunar a 600鈥.

A pesar de todos los problemas, Slaoui dijo que los europeos est谩n en una posici贸n admirable. Seg煤n las cifras, el continente va unas cinco semanas por detr谩s de Estados Unidos, y se espera que el suministro de vacunas aumente constantemente. 鈥淓s demasiado tarde para haber dado el primer mordisco鈥, dijo. 鈥淧ero est谩n en un buen lugar鈥.

Van Gucht, de B茅lgica, est谩 de acuerdo. Pero dijo que los l铆deres europeos probablemente tomar谩n lecciones nacionalistas de los 煤ltimos meses.

鈥淐reo que confiamos demasiado en el libre mercado鈥, dijo. 鈥淟o que hay que hacer desde el principio es asegurarse de producir las vacunas en tu territorio y de que se destinen a tu propia poblaci贸n鈥.Un descanso despu茅s de la vacunaci贸n en M煤nich el juevesLaetitia Vancon para The New York Times


Responder

Por favor, inicia sesi贸n con uno de estos m茅todos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Est谩s comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: